Green Bonanza Services

?Te gusta leer sin embargo no tienes lapso? Bienvenido a esta pagina sobre minicuentos

?Te gusta leer sin embargo no tienes lapso? Bienvenido a esta pagina sobre minicuentos

EL ESCONDITE INDIGNO

LA VACA QUE LADRABA (DIGO INFANTIL)

Sucedio la manana sobre abril. En aquel prado primaveral, poblado sobre flores y sobre hierbas que crecian con desenfreno, las vacas pastaban casi en mutismo; sobre ocasii?n en cuando aquel silencio se interrumpia por un intenso y alargado “muuu”. La vaca Esmeralda pastaba alla a cotidiano con las companeras de rebano. Generalmente, cada exacto lapso, pronunciaba, Del mismo modo que sus companeras, aquel hondo y dilatado mugido. Aunque aquel aniversario ocurrio algo extraordinario. Escasamente habian empezado su paseo cuando, luego de masticar un buen manojo de hierba, Esmeralda abrio la boca y en oportunidad del habitual “muuu” lo que sono fue un estridente “?Guau!”. Todas las vacas volvieron su cabecera hacia Esmeralda, entretanto la misma Esmeralda mostraba su rostro de asombro ante su personal estrepito. Por lo tanto decidio probar nuevamente: alzo la comienzo hacia el cielo, abrio su enorme hocico desplazandolo hacia el pelo pronuncio:”?Guauuuuu!”. La totalidad de las vacas dejaron sobre pastar paramirarla. Marianico, el pastor, la miro tambien, sobrecogido. “?Que te pasa, bonica?”, le dijo mientras acariciaba su lomo. Esmeralda volvio a sublevar la inteligencia, abrio la boca y con la totalidad de las fuerzas pronuncio: – ?Guau! ?Guau! ?Guau! Marianico dio un chillido desplazandolo hacia el pelo llamo circulando a su parienta. –?Mira, mira, Eugenia, la vaca Esmeralda esta ladrando! –gritaba. Eugenia se acerco a la vaca riendo, incredula. Entonces la vaca Esmeralda, levantando la frente mas de lo que se sentia capaz, abriendo la boca mas sobre lo que la habia abierto De ningun modo y cogiendo mas aire del que le cabia en las pulmones, grito: “?Guauuuuuuuu!”. –Hay que seducir al veterinario –sentencio Eugenia. El veterinario dejo lo que estaba realizando y acudio rapidamente a la emplazamiento cuando supo que el inconveniente era que una vaca estaba ladrando. No podia creerselo, necesitaba escucharlo con sus propios oidos. Desplazandolo hacia el pelo cuando llego asi­ como le llevaron ante Esmeralda, que la asi­ como una diferente vez lanzaba las ruidosos ladridos, el veterinario no alcanzaba a comprender como podia tener anterior alguna cosa mismamente. Ricardo, que de este modo se llamaba el veterinario, llevo la vaca a su informe asi­ como le hizo una radiografia. En la pelicula se veia claramente el ascendencia sobre aquel contratiempo: habia un perro ladrando en la parte de dentro sobre su tercer estomago. Quiza, mientras Esmeralda dormia, el achuchado, confuso por el frio de la noche, habia entrado en aquel tunel improvisado y calentito desplazandolo hacia el pelo luego nunca habia sabido como proceder de alli. Igual que las vacas no comen carne, el tercer estomago de Esmeralda no habia conocido que elaborar con aquel achuchado y no ha transpirado le habia dejado alla esperando que encontrara su itinerario de desague. Lo nocivo es que Esmeralda, con el estomago lleno sobre alguna cosa que nunca podia absorber, nunca era capaz de abrir la boca a excepcion de Con El Fin De regurgitar los ladridos con la cabeza bien elevada, lo que hacia impracticable echar al pobre perrillo. Entonces Ricardo tuvo una idea y le dijo a Marianico: “Vamos an ataner a Esmeralda a permanecer despierta mucho tiempo para que acumule tanto sueno que al bostezar se le abra la boca tanto que el apurado vea la destello del aniversario y no ha transpirado pueda salir por donde entro”. Asi­ como de este modo lo hicieron. Establecieron dos turnos, de no quedarse dormidos ellos, lo que les impediria incordiar a la vaca Con El Fin De impedir que se durmiera antes de tener el razonable sueno acumulado, asi­ como estuvieron manteniendo despierta a la vaca treinta desplazandolo hacia el pelo dos horas y veintisiete minutos. Y en aquel instante la vaca, que ya nunca podia mas, se dejo caer al piso desplazandolo hacia el pelo bostezo tanto tanto tanto que se le abrio la boca tanto tanto tanto que el achuchado vio una brillo al final y no ha transpirado salio corriendo hacia ella, apareciendo por fin en la boca de Esmeralda asi­ como logrando partir exacto primeramente sobre que esmeralda cerrara la boca asi­ como se quedara produndamente dormida.

LA NOTA

HISTORIA sobre APEGO ABRUMADO

El era un poeta, aunque un borracho.

Me colmaba de flores y sobre aliento acido. Me miraba con las ojos languidos desplazandolo hacia el pelo su tez amarillenta. Me regalaba hermosos versos que recitaba trabado, ininteligible, a trompicones. Me perseguia por la avenida en zigzag, como https://besthookupwebsites.net/es/sugar-daddy-for-me-review/ las leones a sus gacelas. Me penetraba como las espadas penetran los pechos traidores en las batallas. Me besaba igual que al cubito sobre hielo sobre su vaso de whisky. Me nombraba aplastando la testa entre los brazos, rodeado sobre vasos vacios. Me lloraba en la aislamiento sobre su todo el tiempo perdido manana.

El me amaba. Desplazandolo hacia el pelo era un poeta, No obstante igualmente era un borracho. No obstante un poeta. No obstante un borracho.

ADIVINANZA

SOMATIZACION

Cuando era nene un fecha caldo una doctora al colegio a hablarnos en algunas enfermedades que podiamos contraer En caso de que tomabamos las precauciones correcta.

En su presentacion, con bonitas diapositivas, habia la en el tetanos —o el tetano, por motivo de que tanto lo pronunciaba en singular igual que en plural, no obstante despues supe que nunca se trataba de un plural sino del aprovechamiento de la etimologia griega o latina— con objetivo de prevenirnos acerca de los efectos sobre esta enfermedad, en la cual aparecia un cuadro sobre un tal Charles Bell, coloreado en 1809 asi­ como titulado “Opistotonos”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *